Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 31, 2016

Una mujer muerta a puntapiés.

La encontraron sentada frente a la televisión encendida con la cabeza firme e hinchada asimétricamente, no se le podía apreciar el antiguo rostro que mostraban las fotos de la pequeña sala. A lado del cuerpo, el cenicero con cinco colillas que formaban una perfecta estrella de cinco puntas:
 -Una vieja costumbre- dijeron los testigos. Los crueles puntapiés les fueron dados en la barbilla, boca, ojos, oreja izquierda, estómago, ambas tetas, costillas; y en la vagina, los golpes más desgarradores. Las marcas en el cuerpo parecían cuchilladas sin heridas abiertas. No se sabe donde dolieron más los puntapiés, si en el vientre, en el rostro o en el silencio de la víctima.  Nadie escuchó los  gritos, nadie nunca se enteró que estaba siendo maltratada día a día; un grupo de vecinas declararon que la agredida usaba demasiado maquillaje, que jamás pudieron ver su rostro como realmente era; Pero ahora, los golpes y la muerte, la infeliz no la pudo disimular.
Me hace pensar, que un cuerpo y un …

El espectáculo sorpresa de la Casona no apto para infantes

1:15 -Hola José ¿Qué tal? Te cuento hoy llego a las cuatro a la Casona para reforzar una pequeña variación que he hecho  para el Cuento Sol y Luna, si puedes anda media hora después para no chocarnos en los ensayos.

-Ok Delia.

Cerré la llamada.


4:03:  Ensayé dos veces el nuevo número.

4:46: Llega José con sus pesados implementos construidos por él mismo (dos mesas de madera e hierro, que por fuerza debe pagar taxi), hablamos de unas cuantas sugerencias y puntos de vista, como quien empezaba primero, si Ni o mi Cuento. Decidimos que mejor el cuento. José empezó a practicar la rutina de su obra.

5:18: Mientras me organizaba en la logística de boletos y otros  detallitos, como la falta de otro ventilador en el espacio, veo al administrador de la Casona guiando a un joven muy observador  y callado, nos saludamos e inmediatamente bajé a decirle al guardia, que si me pueden ayudar con otro ventilador  y él me responde nervioso:

-Señorita ahorita mejor no pida nada, se está armando una bronc…