Las palabras redes.

últimamente tantos escritos en las redes de la cotidianidad absorben  energías: Las noticias malas, renegadoras, optimistas; las frases: políticas, religiosas, sensuales, poéticas, célebres; deliran por todos los ámbitos del diario estar, ser, hacer mundano ciber y real.
No hay tiempo ya para la originalidad, todo está dicho, escrito, corregido, editado o aumentado. LAS PALABRAS NOS TRAGAN.
Cada quien (como un narciso) con sus palabrerías filosóficas, andariegas, diversas y trilladas.
¿Cómo detener este decir sin freno que llevamos día a día?
La virtualidad no dejará de ser una maga puerta llena de oportunidades y de lo que se quiera, aprender, negar, discutir, amenazar,  sosegar,  etc.,  etc., etc., más y más.
Los dedos que digitan,  las voces que declaran y se anclan, no tienen fin, Nos convertimos en agresores, victimas, deliberadores. Somos habitantes de la palabra, esclavos del decir-vivir, viscoso-vicioso, lento-rápido, estamos y no avanzamos. Las palabras nos tragan (porque lo queremos así).
Delia Pin.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Momo, el dios de la risa.

¿Por qué leer teatro?

Risa, comedia, ensayo mínimo e incompleto: