¿Qué necesitas niño?

La sociedad nos pone en primer plano rostros infantiles, creemos que los niños necesitan, necesitan y necesitan. Inventamos una  caja inmensa de herramientas antojadizas para los infantes. Les creamos juegos, escuelas, tareas, costumbres, aniversarios, risas, mentiras, libros, verdades, tecnología. Un  largo hilo de utilidades. Y ese infante solo quiere jugar y jugar: 
-¡Claro! pero, ¿también debe aprender otra cosa?- dirá alguien. 
Sí, por supuesto. Que lo sueltes y que no te olvides de jugar, -a veces-.  ¿Difícil, no? tus reglas jamás permitirán que llegues a esos lares sin imponer más reglas limítrofes, reglas tercas, reglas asustadas, reglas rígidas, de estragos, angustias en un solo espacio, tono y no quedarás conforme hasta que el pequeño haya  bebido todos tus yoes y corazas.
Niñez absorbida por unos tantos pesares, que cuando quieres hablar de la "necesidad" de la infancia en general; terminas hablando de tus propios traumas. -¡Entonces!- , me pregunto ¿que necesitas niñ@? ¿cuáles son tus necesidades que no la cubre un liderazgo vertical-¿horizontal?, ni las letras expuestas con voz y tinta, consejos, razones, ideología y peor un grupo de teatro? 
Cada vez que se quiere hacer el papel de niñoo, no se lo puede concebir sin un padre y una madre. Infantes atrofiados, como una Matryoshka  histérica.  Complacientes hijos de la renegada patria, que al cantar el himno lo interpretan desde los instintos del odio-amatorio,  en silencios y catarsis.  No descubren aun que en su lenguaje dadaista,  se oculta el chupón  violentado y en sus cuerpos tienen  marcados miedos, repulsiones, vergüenzas. 
¿Que necesitas niño? tu niño -casi interior- todavía no lo sabe, y  por eso cantarás la misma historia hasta que descubras que el chupón solo fue un sueño y que tus pies temen tocar el "verdadero" suelo. O quizás crees más muros de contención para que nadie se atreva a traspasar tu pequeño mundo, pequeño niño. 

Delia Pin Lavayen


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Momo, el dios de la risa.

¿Por qué leer teatro?

Risa, comedia, ensayo mínimo e incompleto: