domingo, 24 de julio de 2011

¿Qué es teatro?

Una  respuesta precisa no les puedo  brindar, ni tampoco les contaré la fábula: que el origen del teatro provino de los cantos ditirámbicos de Grecia, dirigidos   a  Dionisos, -dios del vino-.  Me remito en textualizar y reflexionar a otros autores que se han preocupado en pensar en lo que significa TEATRO.

El  teatro surgió junto a las necesidades del hombre, en su lucha constante por sobrevivir contra  la imperiosa madre naturaleza y al  enfrentase a sus propias  emociones. La humanidad desde siempre, ha sido gobernada por el miedo y la curiosidad,  sus mejores  guías de existencia.  Y si a esto le aumentamos la fe –como signo de positivismo- , depositada  en  los dioses que tuvieron que inventar, adorar con ritos,  sacrificios (humanos, animales) y   danzas, dando cabida  a otras expresiones lúdicas   en relación con su  individualidad  y comunidad.

Pasó mucho tiempo, para que  el pensamiento junto con la voz proclamen fuertemente: “civilización y cultura” (Antonin Artaud)  y  la ritualidad del ser humano queden solo en escritos y mitos a lo largo de la historia.

Aristóteles, en su texto ética y  la poética nos afirma que :  “ el poeta puede imitar de dos  modos diversos: en forma narrativa , o en forma dramática …  ”   Luego escribe :  “… tanto la tragedia y la comedia surgieron de la improvisación. La diferencia está que la tragedia surgió con los cantores de ditirambos y la comedia con los cantores de cantos fálicos…”.  Para Aristóteles el tema teatro no era más que textos expresados por poetas de ese tiempo: como Homero, Sófocles, Eurípides, Aristófanes, y muchos más.

En la literatura griega se mencionan  hasta el cansancio  la presencia de divinidades  sin una explicación más detallada  de su existencia.  Mientras que en las antiguas tribus americanas, africanas , asiáticas, la ritualidad religiosa se ha mantenido también como origen teatral, aunque no hayan escritos reales  que lo constaten. 

Siendo la tragedia griega  la principal atmósfera de contemplación teatral, es necesario tomar en cuenta a  Friedrich Nietzsche, en el texto: El Origen de la Tragedia,  quien nos hace ver que el teatro de la humanidad  no está vinculado directamente con los dioses del Olimpo,  sino que ellos eran los  representantes de  sus  anhelos, frustraciones , esperanzas  existenciales: “ …El griego conoció y sintió los horrores y espantos de la existencia: para poder vivir tuvo que colocar delante de ellos la resplandeciente criatura onírica de los olímpicos. Aquella enorme desconfianza frente a los poderes titánicos de la naturaleza, aquella Moira [destino] que reinaba despiadada sobre todos los conocimientos, aquel buitre del gran amigo de los hombres, Prometeo, aquel destino horroroso del sabio Edipo, aquella maldición de la estirpe de los Atridas, que compele a Orestes a asesinar a su madre, en suma, toda aquella filosofía del dios de los bosques, junto con sus ejemplificaciones míticas, por la que perecieron los melancólicos etruscos, fue superada constantemente, una y otra vez, por los griegos, o, en todo caso, encubierta y sustraída a la mirada, mediante aquel mundo intermedio artístico de los olímpicos... ”
Era necesario crear poesía sobre el nacimiento de este arte y   divinizar los cantos-emocionales en textos  y llamarlo  Teatrón. 
Según nos han enseñado, teatro es: espacio-lugar donde el actor encarna acciones, gestos, palabras  y el espectador contempla. ¿Pero esto define el significado de teatro?   se puede decir que  el concepto  evoluciona con  el pensamiento de la humanidad.  
Por ejemplo Bertolt Brecht nos dice en el Pequeño Organón para el Teatro (1948): “El teatro consiste en representar figuraciones vivas de acontecimientos humanos ocurridos o inventados con el fin de divertir… y tanto al hablar de teatro moderno como el antiguo… el precepto de la función de la institución llamada “teatro”, seguirá siendo el de divertir. Es la función más noble que hemos encontrado para el teatro… Sin embargo hay diversiones débiles (simples)  y fuertes (complejas) que el teatro es capaz de ofrecer…” Una diversión que invita al caos-orden y reflexión como gesto social e historia.

El mismo Jerzey Grotowsky en su libro: Hacia un Teatro Pobre (1970)  se pregunta: “¿Qué significa la palabra  teatro? Esta es una cuestión sobre la que  volvemos constantemente y para  la que existen muchas respuestas posibles…, para el académico el teatro es un lugar donde el actor recita un texto escrito, ilustrado con una serie de movimientos para serlo más inteligible. Interpretado así el teatro es un instrumento eficaz de la literatura dramática.” Continúa diciendo: “Para el espectador común, el teatro es más que nada un lugar de diversión, si espera encontrar una musa frívola, el texto no le interesa lo más mínimo… Pero para el actor común y corriente el teatro es primero y antes que nada Él mismo y no lo logra conseguir mediante su técnica artística. Él –su propio organismo privado- es el teatro. Tal actitud engendra tal imprudencia y la autosatisfacción que le permite realizar actos que no le exigen un conocimiento especial, que son banales y vulgares…”

La propuesta de laboratorio que nos ofrece Grotowski  consiste en investigar-se constantemente desde el cuerpo y la voz hasta que el  “actor-santificado” pueda seguir sin disturbios y  la  comunicación del actor con el teatro  sea más  que espectáculo.

Para concluir cito a Jorge Dubatty, quien nos  indica un nuevo concepto del teatro: “Ya no hablemos de un teatro de la representación -propuesta aristotélica- sino de un teatro de la cultura viviente, teatro como zona de experiencia y teatro de la subjetividad.  El teatro es un acontecimiento en el que se relaciona al menos tres subacontecimiento: el convivio, la poesis, y la expectación.”

Y la pregunta seguirá emergiendo como  eco  en las cavernas de la mente humana ¿Qué es teatro? Y las respuestas siempre vendrán desde el  YO y el OTRO, del convivio, de la transcendencia del individuo-actor y su entorno socio-político-económico-cultural y la tecnología.

Delia Pin Lavayen.
Publicar un comentario

Archivo del blog