Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 6, 2010

UNA SOBREDOSIS DE INTUICIÓN

Una sobredosis de intuición ... un corto aire entró por los poros de su cara , en sus rodillas sostenía la barra que había hecho caer , aplastando unos can-can negros vacíos . No volteó, sabía que las miradas la seguían , levantó la barra , una risita se escapó de un rincón del gran espacio vacío. La voz grave del profesor : ¡POSICIONES! Ella seguía empujando la barra , sin encontrar un sitio donde ubicarla , la música empezó , los traqueteos de los dedos , y la voz : uno , dos , tres ... cuatro y.... La alargada barra se le resbaló sin pena al piso dejando trémulas otra vez a las bailarinas. El profesor quieto , la mira de frente , sin ningún gesto en el rostro , con el dedo índice le señaló el lugar donde tenía que ubicarse . Sin cortes de vergüenza caminó en puntillas temblorosas hacia su puesto. Y " uno , dos , tres ... cuatro" , su cuerpo se movía acorde al sonido impuesto ... sus pies temblorosos soportaron como nunca antes el peso corporal de su delgada compañera. Un g…

Los fugitivos de la VIDA.

Elizabeth se vistió de vaquero ... se colocó el sombrero y sin avisar a nadie montó su moto, conducía como un hombre ... prefirió dejar el casco , sabía muy bien que las calles estarían vacía a esa hora de la noche ... no tenía intensiónes de respetar el tráfico ... en alguna esquina de la calle estaría ÉL , Pedro esperándola . Sintió ganas de fumar, el sombrero hace rato había caído hacia atrás, el sujetador parecía que la ahorcaba , pero no le molestaba mayormente , era agradable sentir una cierta presión en el cuello , recordó los besos de la noche anterior, se dominó para no saborear el cigarrillo imaginario, aplastó el acelerador , pronto vería los ojos de su amado. Él ahí sentado en la vereda con un pie estirado, el otro recogido y los brazos perpendiculares en el piso , la ve agradablemente sentada en la moto, ella silenciosa observándolo . A Pedro no le sorprendía su vestuario llamativo , conocía muy bien sus mañas y le encantaban : besos robados , manos traviesas , miradas alo…