Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 16, 2010

Un puñado de letras

Solo por un instante se perciben aromas... aromas que rompen piel y dientes; siluetas de razones molestan al pobre indigente. Su estómago es un vacío, un hueco putrefacto, y en su puño existen unas letras envueltas en un papel descolorido. Sus pasos se arrastran débilmente hasta la cuneta de la señora Carmela, ella cree que va por comida , pero no,...él va por sus tetas , esas grandes tetas , lo único que puede apreciar sin ser echado a patadas cuando roba algún pan de frutas. Ella le sirve en cualquier plato plástico , se agacha , le brinda en ritos misericorde. Pobre viejo ... pobre puñado de letras envueltas en un papel. No se conoce la verdad escrita ... una verdad, que solo a él le importa... Una pequeña verdad. Se marcha ya probó lo suficiente... esas tetas hoy estuvieron cubiertas ... con ver su tamaño se dio por servido... Regresa al inicio, a su cama ambulante escondida tras el basurero principal de la calle transversal de la angustia ... angustias que ya no duelen pero que ahí siguen …