El círculo de hierro

Sentado Juan en la esquina de la gran calle transversal , juguetea con una pequeña varilla de hierro , forma un círculo en su entorno ... ¿un límite de estación unipersonal? Escucha unos tacones delgados que se acercan apresuradamente hacia él , de un momento a otro quiere hacer todo a la vez : pararse, observar y borrar el círculo del piso, ... pero cae , la varilla se le atraviesa entre sus piernas y la mirada desorbitada-quieta en dirección a los melodiosos tacones , lo curioso es que sus pies nunca salieron de la marca oxidada. Decide calmarse, recoje su tronco y cabeza dentro del círculo , no vuelve a mirar los pies femeninos que se detienen justo detrás de su territorio transversal.
  • Delia Pin Lavayen
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Momo, el dios de la risa.

¿Por qué leer teatro?

Risa, comedia, ensayo mínimo e incompleto: