viernes, 30 de enero de 2009

Marmontañita

Montañita, el edén ecuatoriano: la libertad que brinda el balneario es el apropiado para los encorbatados y las ensacadas oficinistas, no hay reparo en diversión , ésta se encuentra en el aire, en el caminar descalzo, con la ropa que desees llevar encima; para las que adoran el consumismo, se distraen comprando las bellas bisutería y otras cuantas chucherías, -"que tienen su encanto, porque son hechos por los paracaidista extranjeros" comúnmente- ; comidas y bebidas para elegir , la encuentras en cualquier esquina del pueblo, y todo esto cerca del canto de la madre MAR. No se compara en nada, la divina imagen , repetida todas las tardes: el observar como el todopoderoso se refugia en el vientre de su madre, o las concurridas fogatas acompañadas del timbrar de la guitarra, bañados por la señora luna. Los mochileros , - que según, comentarios de alguna dueña de un negocio- este año han sido mayormente chilenos , y los infaltables europeos; los músicos que ofrecen sus espectáculos callejeros y otros suculentos entretenimientos , no lo brindan los nativos , sino extranjeros , que algunos deciden quedarse para convertirse en administradores de los hoteles, bares y otros agradables negocios. Sino existiera un espacio así , se lo inventaría. ¿Quién no quiere ir a Montañita? y eso es lo negativo-opinión personal- tanto gentío aturde y eso disuelve la calma para transformarla en bullicio carnavalesco.
Este es un hermoso cantar de tambores y voces junto al malabaristas del fuego. es HERMOSO. video

miércoles, 28 de enero de 2009

Caja Cuatro: otra mirada

En el mes de diciembre fui invitada por Caja cuatro para ser partícipe de un flashmob, se trataba de grabar : todas las ocurrencias suscitadas en una vía pública, estas filmaciones serían tratadas previos a un guión técnico, realizado por los propios chicos; las ideas son frescas para la ciudadanía , no quiere decir que, flashmob sea una idea original de caja cuatro , sino que en guayaquil, pequeña ciudad copada de publicidad hasta en la palabra sopa , y por miles de mítines políticos, era necesario un grupo así, que haga uso del espacio solo para entretener-se abiertamente. Filmar ecos cotidianos en la avenida y ser testigos reales de la actitud de paseante urbano, al observar con atención a los personaje-estudiantes del ITAE , es invitarlos también que se desvien por un momento de su dirección habitual y así refrescarles un poco la mecánica del día a día; por ejemplo : grabar una gran carcajada en la plaza San francisco, tal vez no sea tan llamativo , como las cámaras rodeando al ruidoso risueño, otro más trillado : un robo , el protagonista : el ladrón, huyendo rápidamente y es perseguido por las cabezas volteadas de los transeuntes y muchas otras escenas más que pudimos filmar a la vista y oidos del objetivo principal : el público. Aparte de la obras de teatros callejeras , las más concurridas por cierto, cuando se puede, el guayaquileño no tiene mayor entretenimiento público. ya sea porque no se quiere o no se nos ocurre hacer nada más novedoso, para el bien cotidiano. El primer video : El hombre que come maní y se atora , muchos lo observan preocupados y otros son indiferentes , ¿quién puede definir el pensar de los demás, antes una emergencia real ?
video El segundo vídeo : una chica anonadada ante una vitrina de un tienda de ropa. Bethania Velarde: actriz video El tercer video : la carcajada llamativa para las cámaras y poco importante para el público presente. video gracias caja4 por dejarme hacer travesuras con mi camarita. nota : no recuerdo los nombres de los otros integrantes si pueden me los envían. Delia pin

domingo, 25 de enero de 2009

Noche Individual

Todo era tan normal socialmente hablando : la música, la gente, los murmullos, el olor del cigarriilo, las miradas, lo único que no concordaba: era el baile de los que estaban en la pista , los pocos bailarines, no tenían compañero/a , -es lo rico de la electrónica, lo saltas y lo sientes como quieres- ¿pero sin compañía? eso si que no, les describo : unos cuantos guapos gringos ,y dos chicas x , cada quien a un extremo de cada quien, entre vasos de licores y otros sabores, la pista estaba ocupada, sino había gente, las luces llenaban ese espacio. Mientras yo desde la barra y entre cigarrilo y un poco de vodka en la cabeza, empezaba mi cuerpo a ser presencia. Antes de decidirme salir hacia los dorsos masculinos de los extranjeros , para acompañarlos desde una distancia desfavorable al que dirán , respire profundo, absorbi el último humo y hacía allá fui. Mis primeros pasos de bailes fueron interrumpidos por una dispareja que se encarga de ponerle sazón al lugar, todos atentos muy disimuladamente a ella: unos glúteos muy bien proporcionados lleno de siliconas y una boca muy rara -más bien diría fea- y él , el pobre : de peso pesado , que con sus grandes manos cubría la cintura de su acompañante, los demás hombre no desaprovechaban el tremendo especta-cúlo que brindaban mis colegas de baile. Me concentré en la música y las luces, descubrí que las dos tienen un fuerte enlace de belleza, cerré los ojos para disfrutar con mucha libertad al sicodélico ambiente, pero al abrir mis ojos: -¡caray! -Ho-ho, pensé, no había nadie moviendo su cuerpo, sentí las miradas y las sonrisas desde la barra y las mesas. Inmediatamente me dije: -¿cuál es el problema? Puedo seguir bailando sola , ¿qué hay en contra?- De seguro pasó un buen rato, mientras mis pasos se movían suave , mi vergüenza sujetaba mi blusa y mi soledad me hacía otra vez cerrar los ojos. Todos mis “mis” agrietados en la garganta, pido el último trago de vodka y el barman tan gentil , me pasa unos papeles y tarjetas , los reviso y sonrío, mis admiradores no se atrevían acercarse para hacerme compañía. ¡que chistoso! Mis cigarrillos y yo decidimos guardarnos para la siguiente salida , también guardo los nuevos papeles en la carterilla, veo muy cuidadosamente a mis hinchas y soy correspondidas entre miradas y copas levantadas, muevo la cabeza en señal de negación. Este es un buen material para el diario anecdótico de mis devenires sociales. Sin más que decir , mis chancletas se arrastran a la puerta y sigo sintiendo la compañía de las miradas. No era mi intención ser la diversión de la noche. Delia Pin

Archivo del blog