sábado, 12 de septiembre de 2009

Somos lo que no aceptamos.

  • Lo interesante del teatro es que te invita a saborear un poco de ti mismo , ya seas el personaje o espectador y es más mágico aun , cuando de alguna mínima manera todos los espectadores se involucran con la historia narrada en el escenario. ¿quien niega o quien me aclara , que ese otro en escena no esta usando su esencia real???? . El no identificarse o el no buscar algo de sí , ahí en ese espacio llamado teatro , resulta imposible. ¿El dramaturgo-actor puede ser objetivo con sus personajes??? ¿sus decires son conscientes ???? Pues se dañaría la magia, si el actor, tratara de ser netamente objetivo , si la estética de la narrativa sea : física , gestual o vocal , está en lo que no se sabe, aunque se esté convencido que se sabe.
  • ¿Cómo poderse divorciar de la historia cultural o mejor dicho cuando ocurrirá ese divorcio ???
  • Tal vez en el reconocer-se y volver-se a preguntar : ¿en dónde te ubicas en todos los decires como "artista"?
  • Los dolores inherente latinoamericanos o llámense universal : los veo panfletos , no me dicen nada , La contradicción no es sorpresa , las voces me suenan a dejabuh cotidianos , los rostros acongojados melodramáticos juegan tiempos quietos.
  • ¿ En que se diferencia este " nuevo teatro" al de antes????
  • Definitivamente esta en búsqueda de concienciar al novísimo público , esta educando a la nueva generación. Son la nueva generación, los que nos alejaran de los 30 pesados años de historia del teatro guayaquileño.
  • NO se niega, se acepta, que se está trazando un camino , de eso no hay duda.
Delia Pin
Publicar un comentario

Archivo del blog