Ir al contenido principal

Revisando cuentas

Entre las mismas idas y venidas, me encontré el otro día, con la sorpresa que habían cerrado el camino , por el que me iba siempre, -que rabia, me dirigía a mi trabajo con el tiempo justo, como todos los días-, no quedaba otra que desviarme, como todos los demás transeuntes lo habían hecho. Jamás se me ocurrió irme por el camino más largo, pero a medida que avanzaba -a prisa- descubrí, unas palmeras estacionadas en medio de la vereda y entre las dos palmeras, se encontraba una hamaca, y en esa hamaca, descansaba una viejecita que, desde los pies hasta el cuello tenía un saco como colcha, pero su cara muy arrugada, muy resplandecíente y descubierta, para quien la quisiera mirar detenidamente. Eran ya las 7: 42 am, mis pies acelerados, hacia mi trayecto de rutina, pero mi cabeza, hacia atrás, no dejaba de observar tan tierna figura. Ella se veía como una niñita vieja, su posición fetal, en esa hamaca, mostraba mucha calma, demasiada calma. ¿Por qué? Por momento quise olvidame de mis obligaciones, como empleada obediente, así que tomé mi tiempo, -me senté en un borde, a un extremo de esa vereda-: Yo nunca falto al trabajo, nunca llego tarde, siempre pendiente que todo salga bien, para que nadie me llame la atención , -cosa que he detestado siempre: que me griten- pero ahora recién caigo en cuenta; mis pies, ya no corren como antes, mis manos ya no barren igual que hacen 30 años, las nueva empleadas que han ido a suplantar a las que despiden, son más ágiles, sus cuerpos se contonean más a prisa y con mucha más elegancia que el de esta narradora cincuentona. Nacen mis preguntas, sin perder de vista, la cara de la anciana, que descansa sin ninguna gana, de quererse levantar: ¿ cuál prisa llevo ? ¿para qué correr? y seguirme peleando, para enseñarle a esas tontinas, que creén saber más que yo, y decirles una y otra vez: fui YO quien fundó ese edificio, fui YO, la primera conserje , y lo sigo siendo aunque en los 30 años que llevo ahí, no han reconocido mi intensa labor. ¿Para qué voy a prisa?, si de seguro encontraré a la jefa de recursos humanos, repitiéndome: que mejor tome vacaciones. Mis pequeños , ya no son tan pequeños, -como quisiera que lo sean-, el Juancho, se me va a Argentina, no sé para que, pero se va. La Mariana, muchacha loca, anda enamorada y el buen chico, ya se casará con ella, ¿ y yo?, en todo este tiempo solo he podido trabajar y trabajar y sigo trabajando. Ahora que miro ese rostro viejo, con arrugas bien marcadas, que se ditinguen, desde esta distancia: Parece que, fuera yo aquella anciana, que no tiene más placer en la vida, el de seguir durmiendo. Ya basta de narrar, se me hace tarde, mejor avanzó, esta será mi primera llamada de atención, después de 30 años de trabajo. Delia Pin Lavayen
5 comentarios

Entradas populares de este blog

Momo, el dios de la risa.

La Risa, la comedia son temas que siempre me han dado vueltas, sé que teorizar sobre esto no es fácil pero el leer a Bergson, Freud; Lacan,  autores  muy importantes  que aportan con sus escritos a mis cortas interrogantes  me  involucran un poco  más   con los significantes antes mencionados. Les presento de forma breve opiniones, citas sobre este tema en cuestión. La historia griega  reconoce el origen de  la comedia desde los festines dionisíacos, junto a la tragedia. Luego se menciona a Aristófanes como engendrador de la sátira y la comedia. Si se busca  la palabra comedia encontramos lo siguiente: Komos= Festín  popular; y Ode= Canción. Entonces  Comedia significa canción de festín popular. Hasta ahí está semi-claro su origen … Pero ¿Quién  motivó en  los grandes festines a  reír?  ¿Fue solo  Dionisos y el vino?  ¿ Se reconoce a Dionisos, también  como dios de la comedia?  Y por último ¿ Que motivó a Aristófanes a escribir comedia?  ¿Si Nietzsche  cuestionó el origen de la tragedi…

¿Por qué leer teatro?

Roland Barthes pregunta: “¿Qué es leer? ¿Cómo leer? ¿Para qué  leer?”  No es mi intensión hablar  sobre la importancia de la lectura en este pequeño texto, pero sí, relacionar la lectura con el arte dramático.  Una obra de teatro antes de convertirse en una puesta en escena se llama literatura dramática; si recordamos los 25 siglos de edad que lleva la dramaturgia acompañándonos  desde Grecia: El Ditirambo (canto y danza para Dionisos) ha sido la fuente principal de la palabra en el teatro para luego transformarse en Coro (grupo de doce o quince personas) cantantes o narradores trágicos;  luego, el Coro desaparece para darle paso al diálogo escénico, se dice que  Esquilo fue el primero en poner a un actor en escena, luego Sófocles aumento otro actor, etc.,  así nace el diálogo en el teatro para después devenirse  en texto dramático.  Para Barthes  “el relato puede ser soportado por el lenguaje articulado, oral, escrito; por la imagen fija o móvil, por el gesto o por la combinación ord…

Risa, comedia, ensayo mínimo e incompleto:

A continuación les presento este texto que fue publicado en la NEL (nueva escuela lacaniana) de Guayaqui-Ecuador: Boletin cartelizante 49 La palabra COMEDIA en el diccionario de la real academia de la  lengua, da los siguientes significados: (Del lat. comoedĭa, y este del gr. κωμῳδία, de κωμῳδός, comediante). 1. f. Obra dramática, teatral o cinematográfica, en cuya acción predominan los aspectos placenteros, festivos o humorísticos y cuyo desenlace suele ser feliz. 2. f. Obra dramática de cualquier género. 3. f. Género cómico. Tal escritor, o actor sobresale más en la comedia que en el drama 4. f. Suceso de la vida real, capaz de interesar y de mover a risa.

Para Patrice Pavis creador del diccionario del teatro. LA COMEDIA tiene significados más complejos e históricos: “En sentido literario y arcaizante, el término comedia designa cualquier obra teatral independiente del género…” Tanto la tragedia y la comedia han nacido a la par, en la misma cuna griega, quien puede ubicarse mejor en la his…