domingo, 1 de febrero de 2009

¿Quién soy? ó ¿ qué parezco?

¿Quién soy? ¿ qué parezco? estas pregunta hicieron eco en mi, en una librería de un centro comercial, todo por culpa de Hesíodo (pensador griego), me divierto buscando libros -que me "parecen" interesante -mi fustración empieza, cuando veo el precio del texto, y eso me pasó ese día, mmm... no solo ese día , me pasa casi siempre , -clase esforzada, no es mi intensión hacer drama- . Me acerqué al mostrador del joven, para preguntarle si tenía una versión de Hesíodo más económica, -porque pagar $ 43 dólares, si pesa-, tuve la "suerte" que escuchó mis palabras, un crítico reconocido en la ciudad , muy respetado también por sus honrosas canas, nos saludamos cordialmente y me pregunta : -¿quién va a leer Hesíodo? . -¡Yo! mi respuesta. Reacción inmediata de él: -eso leen los intelectuales. Respondo con una risa dolorosa y él sin pena dice : -Tú no pareces intelectual. -¡¡¡¡!!!!!-, volví a responder con mi risa recatada. Hubo otros comentarios que no vienen al caso. Me bastó para interpretar, los condicionamientos sociales que imperan en el medio guayaquileño y de seguro no solo aquí. El parecer tiene más relevancia que el ser, jamás me había cuestionado si soy o quiero parecer ¿intelectual? pero dejar de leer, no puedo hacerlo, sin tomar en cuenta la valiosa etiqueta, seguiré leyendo, hasta que mis ojos se nieguen a observar y mi cabeza ya no tenga más inquietudes sobre la humanidad en todos sus tiempos, -lo tengo claro-. No pertenezco a ningún círculo de interacción, no se me antoja -eso también lo tengo claro- . Seguiré adorando las películas europeas -mis favoritas-, leeré mil veces más filosofía, teatro, arte, psicología, los libros que libremente YO elijo , sin ningún afán de parecer o querer ser una erudita. Puede sonar a resentimiento , pero en fin, eso no cambia en nada, por ahora este es mi estilo de ver y abordar mi vida al margen -sutilmente- de lo social, Lógicamente no puedo escapar del ambiente diplomático : "aparentemente muy racional". Aunque reconozco que hubo gran sinceridad en la opinión y la mirada de plano americano que me dio este respetable señor, -después lo quiso arreglar pero ya era muy tarde- . Sí, hirió mi vanidad, gracias a Pascal me di cuenta del "detallito". Dice mi querido Blaise Pascal: ( lo cito tal vez para aparentar, jajaja)
Por eso son falsas y tiránicas estas palabras: << soy hermoso, luego deben temerme; soy fuerte , luego deben amarme ; soy...>> y así mismo falso y tiránico decir : << No es fuerte, por lo tanto no le estimaré. No es inteligente , luego no le temeré>>
Él menciona como se le rinde tributo a la belleza , al amor , a la inteligencia. Y en este tiempo , más allá del dinero, a las exuberantes apariencias. ¿ En que lugar me coloco : no soy fuerte , peor aun, sin dinero, ni apariencia? ¿ Qué lugar me cederían los "críticos,"según mi atuendo y fisonomía? ¡ufff! , hasta que sus pensares se dilaten , continuaré entre lecturas, escrituras y películas que son de agrado netamente personal. Mi Guayaquil, amante cuestionador de lo que se considera "mejor" sean, objetos o personas; nos creemos evaluadores del pare"ser" brindándole pleitesía al ámbito social y a lo que se considera ARTE : actualmente una palabra tan corriente. ¡Ahh! me olvidaba : Hesíodo sigue esperándome en la librería, él sabe que lo tengo presente, solo falta completar alguito para salir en su búsqueda. ¿ por qué será que el ser humano reconoce más lo negativo que lo positivo en un llamado de atención?, Siempre, el que nos niega, da más fortaleza que cuando somos aceptados. Contradicción o solo dicción humana.
Publicar un comentario

Archivo del blog