viernes, 30 de enero de 2009

Marmontañita

Montañita, el edén ecuatoriano: la libertad que brinda el balneario es el apropiado para los encorbatados y las ensacadas oficinistas, no hay reparo en diversión , ésta se encuentra en el aire, en el caminar descalzo, con la ropa que desees llevar encima; para las que adoran el consumismo, se distraen comprando las bellas bisutería y otras cuantas chucherías, -"que tienen su encanto, porque son hechos por los paracaidista extranjeros" comúnmente- ; comidas y bebidas para elegir , la encuentras en cualquier esquina del pueblo, y todo esto cerca del canto de la madre MAR. No se compara en nada, la divina imagen , repetida todas las tardes: el observar como el todopoderoso se refugia en el vientre de su madre, o las concurridas fogatas acompañadas del timbrar de la guitarra, bañados por la señora luna. Los mochileros , - que según, comentarios de alguna dueña de un negocio- este año han sido mayormente chilenos , y los infaltables europeos; los músicos que ofrecen sus espectáculos callejeros y otros suculentos entretenimientos , no lo brindan los nativos , sino extranjeros , que algunos deciden quedarse para convertirse en administradores de los hoteles, bares y otros agradables negocios. Sino existiera un espacio así , se lo inventaría. ¿Quién no quiere ir a Montañita? y eso es lo negativo-opinión personal- tanto gentío aturde y eso disuelve la calma para transformarla en bullicio carnavalesco.
Este es un hermoso cantar de tambores y voces junto al malabaristas del fuego. es HERMOSO. video
Publicar un comentario

Archivo del blog